Crema Fluida Regeneradora Leal

$15.00 Incluido IVA

La piel masculina tiene un pH más alcalino y mayor número de glándulas sebáceas, y folículos pilosos, provocando más secreción lipídica (lo que llamamos sebo). De ahí, que los productos de tratamiento para hombres deberán ser astringentes – REGENERADORES y texturas acuosas, geles o cremas líquidas o fluidas.

Dra. Guadalupe Villacís, Bioquímica experta en formulación en cuidado facial.

La piel del hombre es muy diferente a la de las mujeres, las funciones del epitelio se regulan principalmente por la hormona testosterona, misma que otorga estructura y grosor a la piel, siendo hasta 20% más gruesa que la piel de la mujer.

La piel tiene mayor densidad de glándulas sebáceas, por lo que su película hidrolipídica es más grasa y, por tanto, más protectora frente a la deshidratación.

La piel masculina también es muy diferente por la presencia de un sistema piloso muy desarrollado. La barba y su afeitado diario representa una agresión importante para la piel, ya que causa micro lesiones permanentes, que produce sensibilizaciones, enrojecimientos, daño progresivo de la piel, irritaciones, aspereza y deshidratación.

La disminución progresiva de la humectación o reservas naturales de agua influyen en la aparición de arrugas y pequeñas líneas de expresión, que se acentúan con el paso de los años. Por todos estos factores, el cuidado de la piel en los hombres debe ser preventiva.

  • Nutre, humecta y regenera.
  • Promueve la formación de colágeno y elastina, efecto anti envejecimiento.
  • Previene la formación de líneas de expresión, flacidez, y aporta firmeza y elasticidad a la piel
  • Cicatrizante y regenerador celular, estimula el proceso de reemplazo de células muertas o dañadas por células nuevas.

El régimen de cuidado de la piel más esencial incluye tres pasos: limpieza, exfoliación e hidratación.

Debes limpiarte la cara por la mañana cuando te levantes y otra vez antes de acostarte, para quitar de los poros cualquier acumulación de la almohada y el sudor, así como las toxinas ambientales, químicas y polvo. Después del lavado, debes exfoliar la piel, pero solo dos veces por semana. En la mañana y noche rehidrátate con la crema regeneradora Leal, para restaurar la capa protectora de la piel y evitar que las toxinas entren en los poros.

✓ Envase x 100 gr.